Es el segundo proyecto residencial de lujo en Estados Unidos de Consultatio Real Estate. Tras la experiencia exitosa del grupo en Miami con el desarrollo de Oceana Key Biscayne, la desarrolladora compró en 2012 por u$s 200 millones de dólares el último terreno disponible frente al mar en Bal Harbour para la obra de un complejo de lujo. Además, el proyecto cuenta con una destacada propuesta de arte.

Ver Foto Galería

Consultatio comenzó en 2013 con la obra de Oceana Bal Harbour, un exclusivo complejo residencial con 240 unidades Premium. La obra culminó a fines de 2016.

El edificio, que cuenta con una estructura de vidrio diseñado por Arquitectónica de Bernardo Fort- Brescia, está situado en la Avenida Collins en 5,5 hectáreas próximas a la playa. Cuenta con vistas panorámicas a las playas del sur de Florida, la Bahía de Biscayne, y los aspectos más destacados de la ciudad como el Bal Harbour Shops. Se encuentra en donde antes se hallaba el conocido Bal Harbour Club.
Cuenta con unidades de uno, dos, tres y cuatro dormitorios, como también con cuatro residencias penthouse. Dentro de las instalaciones, el edificio posee estacionamiento subterráneo, un restaurante, piscina olímpica y piscina de ocio con cabañas, una sala de cine, sala de juegos para niños, un gimnasio abierto las 24 horas, dos pistas de tenis y una bodega.

A su vez, el proyecto AAA integra el arte como estilo de vida y valor agregado del lugar, con obras de reconocidos artistas internacionales como Jeff Koons. En este sentido, los 240 propietarios de Bal Harbour son dueños conjuntamente de dos esculturas del artista que generan un valor aún mayor a su unidad. Se trata de Pluto y Proserpina y Ballerina, que se encuentran instaladas en el breezeway (la entrada principal del complejo); una importante contribución al arte público de la Ciudad de Miami.